El cine y Frankfurt

La Primera Guerra Mundial ha dejado huecos imposibles de tapar. Desde las almas aún aturdidas por las batallas hasta el comportamiento financiero de los países derrotados en dicho conflicto bélico. A partir de 1920, la inflación azotó a casi toda Europa, pero hizo hincapié en Alemania, produciendo una hiperinflación jamás vista.

Unos años más tarde y del otro lado del atlántico, se produjo la Gran Depresión en Estados Unidos, en 1929. Fue una crisis económica mundial que se prolongó durante la década del treinta. Dejó a muchos obreros en la calle y el capitalismo vio en si mismo un principio de fragilidad. No obstante, bajo el impulso del desarrollo científico y de las innovaciones tecnológicas, el Estado burgués reorganizaba los procesos de producción, planificaba métodos de trabajo, abría nuevos mercados y modificaba hábitos sociales. “La aplicación de la electricidad a la vida cotidiana, la fabricación masiva de automóviles (…) la radiotelefonía, el cine, etc., ensanchaban la perspectiva del mundo y sentaban las bases para alcanzar una nueva visión de éste.

Hubo quiénes se opusieron profundamente al devenir de la historia porque les tocaba directamente en sus almas. De ideologías marxistas y en su mayoría alemanes judíos, los representantes de la Escuela de Frankfurt condenaban “la historia de la cultura burguesa que, en su largo proceso de decadencia y colapso, había encontrado en el nazismo su más fatídica sepultura”.

Adorno, Marcuse, Horkheimer, Habermas y Benjamín entendían que la sociedad burguesa estaba destruida y que ellos representaban la voz que buscaba sensibilidad con respecto a la persecución o muerte que se cometía contra cualquier ser humano. Se solidarizaban con todo hombre desesperado en su impotencia, con los que han quedado al margen de un sistema excluyente.

La película “La rosa púrpura del Cairo” de Woody Allen, estrenada en 1985, refleja en gran parte la sociedad americana de la época de la Gran Depresión y cómo se fundía en la visión de la Teoría Crítica. Es una exaltación de las fantasías de la gente en esos tiempos, además de resaltar el rol que jugaba el cine en la sociedad.
Cecilia –protagonizada por Mia Farrow– trabaja en un restaurante de New Jersey y está casada con un proletario pobre, bárbaro y vicioso.

Los medios de comunicación le hablan a las masas, a esos sujetos sujetados por discursos hegemónicos que pretenden universalizar su propia verdad. Para la Escuela de Frankfurt, los medios están de moda, sirven para aparentar, para dejar de ser lo que uno es, porque ante todo, produce y reproduce seres alienados, como Cecilia. En este film, el cine es el escape de una sociedad que protagoniza un mal momento económico. Representa “lo que deberían ser”, un modelo a seguir y esa congoja, esa frustración en Cecilia por ser lo que es se disipa al momento de entrar al cine; hasta tal punto que le cuenta a su hermana lo linda que es la vida en el cine.

La película que existe dentro de este film expresa el antagonismo entre la sociedad de masas y la cultura de elite. Ellos mismos hablan del mundo real como “no tan bueno”, salvo por Tom Baxter, el otro protagonista –interpretado por un joven Jeff Daniels– que elige buscar su libertad en un mundo donde no la hay. Para la Escuela de Frankfurt, el mundo nos dice cómo razonar, y es un claro ejemplo cuando se encuentra Cecilia con los dos Jeff Daniels: Tom Baxter y Gil Shepherd; como ella ambicionaba vivir en el lujo y en la ostentación que ese cine le mostraba y le enseñaba en el marco de su pobreza, ella elige quedarse con Shepherd porque en él veía ese sueño cumplirse. El amor, la razón, no importaba.

Cecilia refleja en sus actos el conformismo de una sociedad que se muestra hija de las imposiciones que desde un capitalismo en crisis, trata de seguir su vida con propuestas que solo en el cine se pueden llevar a cabo.

Ella intenta varias veces dejar la vida que lleva junto a su marido golpeador, incentivada por el anhelo de transformar su realidad igual a la que observa cada vez que asiste a una función de La rosa púrpura del Cairo. Quizá por eso asistió a mirar la película cinco veces, para salir de su realidad y tratar de vivir en un mundo idealizado.

Estos son ejemplo de los cuales la Teoría Crítica pone su mayor énfasis ¨ el de la razón, clausurado con la irrupción de la “no-razón” como lógica ordenadora de la sociedad; el del hombre, clausurado cuando se apodera de él la necesidad social de administrar su alma; y el del arte y la estética, clausurado por la irrupción de la industria cultural”.

Después de que Gil Shepherd le da un beso a Cecilia, ella dice ¨Estoy confundida. Estoy casada, conocí a un hombre maravilloso. Es ficticio, pero no puedes tenerlo todos¨. ”Los seres de ficción quieren tener una vida real y los seres reales una vida de ficción”, dice un actor. La no-razón de la que habla la Teoría Crítica es precisamente esto: hay una “razón formalizada” que nos induce a ser y crecer de determinada manera, impregnando una sola cultura, la legitimada por la burguesía.

Cecilia en medio del derrumbe de su decadencia muestra la utopía de vivir en una razón idealizado, alienada por lo que hay a su alrededor. Sin poder salir de su situación, ve que a pesar de todo, no puede escapar de su realidad. Así se debate entre lo que Es, por ello que en la escena del final, aunque todo lo que Cecilia conocía –para mal o para bien– haya quedado atrás en una ‘mala jugada’, el cine será un medio –quizá el único– para combatir la imperfección y la oscuridad de la vida.

Anuncios

Acerca de Darío Medina

#Comunicación #Cultura #Locución #Periodismo #CulturaDigital #Jóvenes #RedesSociales #Twitter #Fútbol #Tenis
Esta entrada fue publicada en Análisis de medios y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s