Una mirada sobre la construcción discursiva del Superclásico

River Plate enfrenta a Boca Juniors por el Torneo de Verano en MDQ

Aún no logro entender si las frases hechas se pronuncian producto de una verdadera interpelación o por repetir y no pensar, o porque quedarse en una posición hegemónica es más cómodo y conlleva menos disputas.

“Es un partido aparte”, “es un torneo dentro de un torneo” y -la que más me gusta- “no importa cómo llegan los equipos” son algunas de las frases que se impulsan año tras año desde los medios en la antesala del Superclásico y que evidentemente calan hondo en los receptores. Habría que analizar desde la recepción cómo y porqué se producen esos sentidos y no otros, y cómo se construyen dentro de una sociedad tan futbolera como la argentina. Sin embargo, ese no es el objetivo. Y aquí, mi cuestionamiento: aquellos que pronuncian esas frases, ¿realmente creen que River vs. Boca es un partido aparte y que no importa cómo llegan los equipos?

Entiendo el sentido futbolero de la frase, lo que conlleva trabajar y aguantar una semana cargada de emociones, de responsabilidades y esperanzas, que es un encuentro en el que, si se gana, se suman más que tres puntos; y si se pierde, se resta. ¿Cuánto? Depende del equipo. Pero lo que estas frases soslayan son los contextos, las identidades, las subjetividades y, sobre todo, los proyectos: las continuidades teórico prácticas que cada institución construye desde una mirada política para afrontar sus desafíos futbolísticos.

Los sentidos que construyen frases como “es un partido aparte” recrean un imaginario en el que no existe un antes; desdibuja el pasado y hasta el presente y sólo deja un futuro próximo: el superclásico. Deja de lado los proyectos futbolísticos que incluyen la formación de una actitud, una forma de enfrentarse a las adversidades, un sistema de juego que se respete -en caso de equipos que reflejan la famosa “identidad de juego”- y la objetivación de una sistema futbolístico, constituido a través de un proceso que es imposible dejarlo de lado -si es que se habla seriamente de fútbol.

Me resulta inadmisible concebir al partido más importante del fútbol argentino -¿y mundial?- sin historia, sin política, sin contexto y sin presente. Mucho tiene que ver cómo llegan los equipos y a la hora de analizar el post partido hay muchas más continuidades que rupturas respecto de los estilos y los proyectos. Pero claro, si sólo se mira como un “partido aparte” es más fácil sostener cualquier análisis.

Anuncios

Acerca de Darío Medina

#Comunicación #Cultura #Locución #Periodismo #CulturaDigital #Jóvenes #RedesSociales #Twitter #Fútbol #Tenis
Esta entrada fue publicada en Comunicación/Cultura y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s